Off-Road: daños en los coches | Club Foro Jeep

Off-Road: daños en los coches

fesefu

Jeepero Habitual
Ubicación
Madrid
La práctica de la conducción fuera de carretera suele conllevar, en mayor o menor grado, algunos daños o desperfectos en los coches.

A mayor intensidad o dificultad en los recorridos, mayor será el número de averías, roturas o desgastes derivados.

En teoría, según los fabricantes y los concesionarios, esto no debería ocurrir, pero en mi experiencia personal y por lo que he visto en otros aficionados, sí que se producen algunos desperfectos, si no se actúa con precaución.

Voy a tratar de resumir los que yo he visto, o padecido, en los 20 años que llevo de afición, pues creo que con ciertos cuidados o precauciones se pueden evitar muchas averías y así disfrutar a tope de las excursiones y de nuestros coches.

Debo aclarar que mi experiencia se ha desarrollado en la práctica del todoterreno más o menos turístico y familiar, es decir excursiones de fin de semana, varias travesías por España y varias rutas a Marruecos. En ningún caso he hecho las burradas que se ven en internet con coches súper elevados trepando casi paredes, ni vadeos suicidas, etc.

Mis comentarios no son los un usuario de 4x4 deportivo extremo, sino de alguien que tiene el coche para uso familiar y lo combina con salidas a rutas todo terreno, de mayor o menor dificultad. Es decir de un usuario típico de Renegade, no de Wrangler o similar.

Cualquier aportación de experiencias por parte de otros compañeros en esta materia estaría bien, a fin de prevenir problemas.


Daños en los bajos


Lo primero que se percibe (y que yo percibí) cuando se sale con el coche al campo es lo fácil que resulta golpear los bajos del coche: cárter, barras de dirección, diferenciales, líneas de escape, silencioso, etc.

Por mucho cuidado que se ponga en pasar las ruedas por las partes más altas y evitar las piedras y escalones, siempre hay roces y golpes.

La instalación de protectores de chapa, lo más amplios posible, es el mejor remedio para nuestra tranquilidad. Mi Renegade trae protectores de serie, pero debo revisarlos bien por si fuera necesario mejorarlos o reforzarlos.

La elevación de la suspensión es otro medio para prevenir golpes en los bajos. Yo lo hice en un Jeep Grand Cherokee que tuve en 1997 y al principio estaba encantado, porque pasaba alegremente por cualquier sitio pero, a la larga, tuve muchos problemas en las transmisiones, crucetas, juntas homocinéticas y otras piezas, que sufren al trabajar durante kilómetros en una posición forzada. Por esto pienso que, en un coche como nuestros Renegade, este tipo de transformaciones hay que pensárselas antes de hacerlas.


Transmisiones en barro

En recorridos de mucho barro, en los que los coches avanzan con dificultad o se atascan a menudo y hay que sacarlos con eslinga, el barro se mete por todas partes: transmisiones, rótulas, dirección, etc. y luego tienden a producir desgastes o averías en estas partes.

Lo mejor es limpiar a fondo los bajos cuanto antes, una vez se ha salido del barro.

Aunque, si el barro es excesivo, habría que pensarse si vale la pena andar sufriendo en toda la ruta y además correr el riesgo de averías.


Frenos


Las pastillas y los discos, si se ha circulado en barro, se deterioran rápidamente, conviene hacerlos revisar expresamente en cada revisión periódica.


Deterioro del embrague

Esta pieza, en los coches manuales, puede llegar a degradarse rápidamente, si se hace un uso muy intensivo de él en trialeras o zonas complicadas que requieran de “tirar” mucho de embrague.

He visto cómo un Nissan Patrol completamente nuevo destruyó su embrague en 10 minutos en las arenas de Marruecos, por intentar salir de un atasco a la desesperada. Hubo que repatriar este coche a España sin embrague.

También a un amigo se le rompió el embrague de un Suzuki Vitara, tras intentar rescatar repetidamente a otro coche con eslinga de un barrizal. Fue en grúa al taller.

La prudencia con este elemento es vital, pues es una reparación cara y puede ser un gran contratiempo el rescate del coche.

En esto, los automáticos llevan ventaja, pero también hay que ser prudente y no forzar en los atascos o zonas complicadas, porque el sistema automático también usa embragues que pueden romper, además con un alto coste.


Desprendimiento línea de escape

Es una avería típica cuando se anda mucho por tierra. Yo siempre llevo algunos alambres para poder sujetar el tubo, el silencioso o el catalizador.

En mi primera salida a Marruecos sufrí mucho este problema, teniendo que sujetar el escape cada dos por tres.


Amortiguadores

Otra de las partes que nos han dado muchos problemas. En salidas de varios días por campo y con carga (ejemplo Marruecos o largas travesías), los amortiguadores sufren mucho y no es difícil reventarlos y dejarlos inservibles, lo que te arruina la excursión. También rompen mucho los silentblocs de los amortiguadores (las gomas que se ponen en los extremos para sujetarlos al bastidor).

A veces, las marcas no montan amortiguadores de calidad y esta es la razón de sus roturas.

Los amortiguadores y los silentblocs hay que revisarlos de vez en cuando. En largas rutas lo mejor es llevar algunos silentblocs de repuesto (son baratísimos).

Los amortiguadores deteriorados o fatigados son muy peligrosos en carretera, porque no te das cuenta de que han perdido efectividad en estabilidad y frenada.

A la larga, creo que interesa montar un buen juego de amortiguadores y te quitas de problemas.


Neumáticos

Si se anda mucho en rocas, los neumáticos pueden sufrir cortes, a veces importantes, que no se notan al circular.

Debemos revisarlos tras cada recorrido largo de este tipo

Si el recorrido tiene mucho barro complicado, a veces entra barro entre neumático y llanta y la rueda sin cámara pierde aire porque no obtura bien. Parece pinchada, pero no lo está. La única solución es desmontar el neumático y limpiarlo perfectamente de todo resto de barro.


Filtro de aire

En largos recorridos de tierra, en ambiente seco, el polvo se introduce en el filtro del aire y reduce su eficacia. Yo siempre lo limpio un poco al final de cada jornada con mucha tierra.


Vadeos

Normalmente, si se hacen vadeos moderados (máximo 40/50 cm) no debe ocurrir nada, pero si el agua sube más de lo previsto o se produce una ola o hay corriente y el agua entra bajo las puertas, los daños pueden ser importantes.

En un vadeo en el río Jarama en Guadalajara, un Jeep Grand Cherokee de nuestro grupo se paró (había bastante corriente y el coche se desplazaba lateralmente de atrás), el agua entró por las puertas al abrirlas y se produjeron muchas averías eléctricas que nunca consiguieron resolver del todo.

Y si entra agua por la admisión, la avería de motor puede ser aún mayor.

Desde entonces llevo siempre unas botas de pescador, de las que llegan hasta los sobacos, para entrar andando y mirar la profundidad antes de pasar un coche sin conocer muy bien el río. Y, si la altura del agua sobrepasa la parte inferior de las puertas, me doy la vuelta.


Aleros de carrocería

Es usual golpear el saliente delantero y trasero y llevarlos abollados o deformados. Nuestros Renegades tienen buen ángulo de salida, pero el de entrada no tanto, así que hay que tener cuidado en las entradas en taludes y escalones.


Rayaduras en la carrocería

Es algo inevitable en los recorridos por campo, más si el coche es de color oscuro. Los mejores colores para esto son el gris plata y el blanco.

Lo que más raya, en mi opinión, son las zarzas.

De vez en cuando se puede aplicar un producto para eliminación de rayas y, si se puede, ir pintando las zonas en caso de arreglos de carrocería mediante partes al seguro.

He intentado poner plásticos adhesivos, pero desistí porque me era muy complicado su puesta y retirada.

Saludos y perdón por el ladrillo que me ha salido
 
Última edición:

David Balado

Jeepero Activo
Ubicación
La Coruña
Vehículo/s
LTD 4X4 Multiair
Gracias por los apuntes. Cómo sufrí el primer día que "tocó abajo" :confused:. Por suerte solo fue el escape justo en la curva que hace para salvar la barra trasera y el diferencial. Nada grave, un poco abollado pero sin más. También me entró agua en un antiniebla al vadear un arroyo. Curiosamente solo en el izquierdo. Vamos, nada grave pero normal si sales un poco al monte, como lo de los arañazos. De todas formas, lo divertido y usable que es este coche te hace olvidar estos pequeños inconvenientes
 

fesefu

Jeepero Habitual
Ubicación
Madrid
Gracias por los apuntes. Cómo sufrí el primer día que "tocó abajo" :confused:. Por suerte solo fue el escape justo en la curva que hace para salvar la barra trasera y el diferencial. Nada grave, un poco abollado pero sin más. También me entró agua en un antiniebla al vadear un arroyo. Curiosamente solo en el izquierdo. Vamos, nada grave pero normal si sales un poco al monte, como lo de los arañazos. De todas formas, lo divertido y usable que es este coche te hace olvidar estos pequeños inconvenientes
Yo, en mi primera salida, con sólo 2 semanas de tener el Renegade, ya le di varios golpes en los bajos (sin consecuencias) y lo restregué un par de veces por las zarzas que tapaban el camino. Será la vida que lleve, tendrá que acostumbrarse.

Un saludo
 
Arriba Pie